0
septiembre 11, 2013 Publicado por Edgar Jara en la sección Editoriales

Un País Donde la Corrupción es Recompensada

Leía que un señor sin casa, un humilde carro, y pobre salario de reportero, ahora (después de ser Asambleísta) es dueño de una mansión, negocios y más lujos que le permiten decir que está preparado para ser el alcalde de una hermosa ciudad. Lei que un señor, en una época fue vendedor de Sanduches (nada vergonzoso) pero, que después de algunos cargos públicos, es un rico banquero. Y sigo viendo y viendo con serenidad y sin fanatismo quienes gobiernan el pais, y no puedo dejar de recordar lo que dijo una gran filósofa:

"Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto sacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada" Ayn Rand (1950), Novelista y Filosofa Rusa-Americana

Me niego a aceptar estar condenado al dominio de aquellos que nunca hicieron nada y hoy gracias a las funciones públicas, son los nuevos ricos. Me niego a aceptar que nuestros hermanos se acostumbren a obedecer la usurpación de los corruptos y así consolidar a un tirano resentido social.

Por eso, no soy indiferente. Jamás daré una tregua al tirano y sus perros asaltantes sin criterios. Mi lucha no es 45 días de campaña electoral. Mi lucha es permanente hasta lograr convencer a la mayor cantidad de ciudadanos, para así, terminar democráticamente con la tiranía”

Click to share thisClick to share this