2
septiembre 10, 2012 Publicado por Edgar Jara en la sección Editoriales

La candidatura que causa urticaria al poder

Para Guillermo Lasso ha de ser satisfactorio saber que no es indiferente a sus seguidores y detractores. Los hay en ambos lados, no se nota una posición incolora e insípida. Por el contrario, debería preocuparse este candidato si sus expresiones no generaran las reacciones que se advirtieron desde el último viernes en Quito.

Es que, si hay un candidato que tiene que prepararse para enfrentar una campaña dura, mezquina y empañada por rumores lanzados desde grupos amigos del poder es Guillermo Lasso, el postulante de mayor proyección para forzar el proceso electoral hacia un ballotage, algo que no quiere Rafael Correa, quien en todo caso trata de convencer que Álvaro Noboa merece pasar a la final o segunda vuelta.

Para llegar a esta conclusión ha bastado una entrevista que le hiciera el diario El Comercio el viernes 7 de septiembre a Guillermo Lasso, donde él concede mayor importancia a las buenas ideas (que no tienen ideología) antes que a los paradigmas de izquierda o derecha.

Esto ha dado lugar a que los trolls de Correase decidan a lanzar fuegos a través de falsedades, como atribuirle el feriado bancario, solo por el hecho de haber pertenecido a la especialización de banquero y haber demostrado a través de este oficio mucha capacidad, (de allí que haya tenido éxito su permanente forma de estimular el emprendimiento y eso le haya llevado a una candidatura presidencial).

Trolls son aquellos personajes que, a través de las respuestas que generan en los comentarios de Internet,demuestran que están al servicio de la “revolución ciudadana” y se encargan de insultar a cada opositor o a cada periodista con tonos más bien agresivos e intimidantes.

Creemos que Lasso, aunque sabe que el problema de la fabricación de infundios existe y en su caso ya se ha dado, todavía no ha exteriorizado el temor de sentirse víctima de falsedades políticas, y menos ha dicho que le buscan para eliminarle, como otro ha señalado tantas veces en estos últimos años, pero el hecho es que el opositor ya ha sido objeto de una variedad de comentarios que quieren sentar una falsedad como verdad.

Por ejemplo, un tal KovaKorrea, cuyo apellido (ficticio o real) nos recuerda a alguien, con el que seguramente se identifica, dice: “No me ubico en ninguna ideología” (a propósito de una respuesta dada por Lasso en la entrevista). Pero, soy experto en; Feriados bancarios, sucretizaciones, sigilos bancarios, y tenedor de la deuda. Además, soy amigo de Mahuad, de Lucio, de Noboa, y Bucaram.

Es decir, cinco mentiras en un solo párrafo. Si la campaña empieza así indudablemente tendrá un detonante explosivo, puesto que los aludidos injustamente tendrán derecho a no solo a la réplica sino a exigir una satisfacción a los calumniadores.

Un poco para situar los nuevos escenarios de los seguidores de cada candidato, otra reacción sobre el troll, respecto a sus comentarios de la entrevista está situado en la otra orilla. Un ciudadano que firma como Xabi Albuja, quita todo crédito al comentario sin fundamento de KovaKorrea y señala: “El mismo cuento, lo mismo que repiten todos los trolls del gobierno de Correa. Ya cansan, investiguen un poco, no calumnien a la gente sin pruebas, sin investigar. Ustedes lo único que han fomentado es el odio y la división en el país. El 2013 se les acaba la teta”...

Una tal DoreenDolán señala algo más serio: el informador de la embajada norte-americana ahora dice que no tiene ideologia, que tal no????...

Debería existir pruebas en ambos campos y debería existir castigo para aquellos “espontáneos comentaristas de Internet”, pues no porque se publica a través de la red deja de ser calumnia. Es decir, en este caso se trata de una segunda opinión que pretende involucrar a Lasso en el tema feriado bancario, que fue una de las pesadillas que sufrieron los ecuatorianos.

Pero, en el analizado comentario, se pretende manchar el nombre del postulante con algo tan serio como haber tenido la responsabilidad de “informar a la Embajada estadounidense”.

En el punto de vista de Lasso, la izquierda y la derecha son conceptos del siglo pasado. La mayoría de ecuatorianos requiere empleo y seguridad. “El único enemigo es la pobreza”.

Es posible que Lasso quiera permanecer todavía en el juego limpio, y no se le puede aconsejar que se salga de este estilo, si se siente bien en él, pero si es que le tiran una zancadilla en medio del partido, lo mínimo que debe hacer es sacudirse el polvo y empezar a llevar su juego hacia el terreno en el que el otro, el provocador que está detrás de cada troll, sienta que le pisan el rabo de paja: el listado completo de acciones deleznables que lo caracterizan y que no puede ser el sello de un Gobierno honesto.

En su calidad de opositor con mayores perspectivas, Guillermo Lasso puede permitirse una licencia: decirle las cosas de tú a tú al intocable. En fin, esta es una manera de ver cómo se está desenvolviendo los primeros pasos de la campaña. El opositor y su equipo deberán evaluar si les da resultados o no mantenerse en el plano de la no polemización.

Click to share thisClick to share this