0
julio 12, 2013 Publicado por Edgar Jara en la sección Editoriales

El Sucre, protagonista en operaciones de blanqueo binacional

Dos publicaciones bastaron para agitar las aguas tranquilas de una moneda utópica y virtual, el Sucre, que fue concebida al calor de la fantasía chavista y fue seguida en cuanto a su planificación y materialización por el evismo, correísmo, castrismo y orteguismo.

El Sucre no solamente es el nombre del máximo combatiente de la Independencia americana, responde a las siglas Sistema Único de Compensación Regional, lindo nombre para muchos proyectos.

Pero las aguas con viento a favor de esta circulación de corte oficialista (porque el pueblo nunca había tenido la dicha de contar en sus manos la flamante moneda), se agitaron en cuanto la revista Vanguardia de Ecuador hizo una investigación, que bien puede haberle costado la vida, pues se enuncia su cierre.

A esa investigación no fue indiferente el analista Ezequiel Vázquez Ger, de El Universal de Caracas y ahora ya se ha desatado el tema que se lo puede ver en El Comercio, El Universo, Expreso, El Nacional (de Caracas).

Se ha estado haciendo una serie de negociados con el Sucre, hasta el punto que se considera que se podría estar lavando dinero sucio venezolano, proveniente de actividades como el narcotráfico o la corrupción.

Desde luego, funcionarios que no han sido alcanzados por los tentáculos del negociado se resisten a creerlo y se indignan, como el embajador de Ecuador en Venezuela, Leonardo Arizaga, quien señaló que esta “denuncia de Vásquez Ger constituía una seria injuria contra una de las instituciones más serias del Ecuador, el Banco Central”.

El querido Embajador tiene todo el derecho a defender a la institución bancaria ecuatoriana, está en su derecho. Para su conocimiento, el fiscal general del Ecuador, Galo Chiriboga (foto) señaló que en un esfuerzo conjunto entre su gobierno y el de Venezuela habían "descubierto" una enorme operación de lavado de dinero entre ambos países a través de empresas fantasmas y exportaciones ficticias. Más aún, Chiriboga admitió que, en algunos casos, estas empresas fantasmas tenían relaciones con personas vinculadas al narcotráfico. Todo esto, después de que el periodismo lo anunció.

Se conoce que el Gobierno del Ecuador posee hace meses información sobre exportaciones ficticias y lavado de dinero con Venezuela. Sin embargo, no fue hasta que se vieron en aprietos, ante la serie de publicaciones en ambos países, que decidieron actuar. Sus declaraciones fueron un manotazo de ahogado al sentirse contra las cuerdas luego de que el sistema que ellos tanto promueven y defienden – el Sucre -, esté a punto de ser expuesto por completo.

El peso del periodismo investigativo, que puede quedar en la nada si se aplica la famosa Ley de Comunicación, todavía causa magulladuras a ciertas acciones de los poderosos. El último domingo, el diario ecuatoriano El Comercio, publicó un extenso trabajo de investigación titulado "Firmas 'golondrina' venden químicos a Venezuela que Ecuador no produce", el cual deja a la luz pública más ejemplos de lavado de dinero venezolano a través del Sucre. En la nota de El Comercio se revela cómo empresas fantasmas son creadas de la noche a la mañana en Ecuador, operan pocas semanas o meses, y luego se extinguen, cambian de dirección y razón social, y vuelven a funcionar durante algunos meses más.

El Gobierno de las manos limpias ciertamente está llamado a controlar este sistema de blanqueo que hace posible por ejemplo que, Ecuador que no es un gran productor de productos químicos exporte en 2012 a Venezuela, que sí es un país de exportación de productos químicos, 245 millones de dólares en esos productos, lo cual no fue justificado en los listados. La irregularidad se observa porque en 2009, esas exportaciones apenas llegaron a US 6,5 millones.

De este mismo tema se refirió ayer León Roldós Aguilera, un conocedor de los temas económicos. Al parecer, ninguno de los mentalizadores del Sucre ha dicho nada sobre este escándalo, porque están ocupados en el prioritario caso Snowden.

Click to share thisClick to share this