0
febrero 24, 2014 Publicado por Edgar Jara en la sección Editoriales

EL PRINCIPIO DEL FIN ….. SE APROXIMA

Editorialista Invitado: José Ramón Alvarez

Nueva York.- Ya se veía venir. El principio del fin del correismo está cada dia mas cerca. El enfrentamiento entre enemigos que propició el Presidente Correa, durante la campaña electoral, también parece llegado a su fin. Los ecuatorianos continuarán siendo un conglomerado de personas nobles y bien intencionadas independientemente de los afanes divisionistas del mandatario.

En realidad solo fue un desesperado y desafortunado comentario. Aunque viniendo de Rafael Correa tal expresión de desacierto, es muy posible. La entendemos pero no la compartimos. Cometió el error de pretender convertir una patriótica lid de elecciones seccionales en un campo de batalla; de una guerra entre hermanos.

En su precipitado intento por hacer triunfar a Augusto Barrea, en la contienda por la Alcaldía de Quito; y, sabiéndose perdido, pidió a sus incondicionales seguidores – la gran mayoría receptores de 50 dólares mensuales -- que era preferible votar nulo, antes que votar por el enemigo. Contra todo principio democrático plebiscitario; contra todos los buenos ejemplos de civismo que debe expresar un primer mandatario, exhortó a la ciudadanía votar nulo antes que razonar el voto y depositarlo por quien sería un mejor y capacitado candidato. Felizmente, muy pocos lo escucharon.

Es que el mandatario sabe perfectamente que la presencia mayoritaria de AP en la Asamblea General no significa que el 75 % del pueblo ecuatoriano lo respalde. El alto número de asambleistas fue el resultado de la mañosería que utilizaron para la designación de escaños. Correa sabe que eso es un espejismo; y, en su interior, estará disfrutando del engaño que los ingenuos simpatizantes de AP no alcanzan a comprender porque no les interesa reconocer la realidad.

Lógicamente, cuando elimina los votos nulos y en blanco le sube el porcentage teórico a la agrupación que obtenga una mayoría relativa. Así es como le han dicho que cuenta con la mayoritaria aceptación del pueblo; algo que ni él mismo lo cree.

Pero retornemos al resultado de las eleciones del Domingo 23 de Febrero. Es verdad que muchos de los Alcaldes, Prefectos, Concejales y Vocales de las Juntas Parroquiales, a todo lo largo y ancho del territorio nacional, no hubiesen alcanzado el triunfo sin el respaldo de AP y sin la foto junto a Correa. Pero también es una realidad que el primer mandatario está perdiendo credibilidad; que la ciudadanía está despertando; que otros candidatos no lograron el triunfo, precisamente, por recibir su respaldo acompañado del insulto vulgar y las mentiras tradicionales de su discurso, que ya el pueblo no las acepta; que el supuesto respaldo se limita a los empleados públicos que tienen que llenar su estómago y mantener una familia; que una buena parte de sus simpatizantes, lo siguen por temor a las represalias.

El Alcalde Barrera perdió en Quito porque, a lo largo de la campaña, se respaldó en la insultadera y el discurso cargado de acusaciones desestabilizadoras y amenazantes, del Presidente Correa, contra Mauricio Rodas, en lugar de intentar demostrar que era capaz de conducir a la capital de la república por el sendero del binenestar social, de la seguridad y de una movilidad acorde con los adelantos del modernismo.

Mención especial tenemos que hacer del abuso de autoridad del egocéntrico Correa al burlarse de la ley y continuar con su insulto sabatino del 22 de Febrero. El CNE en actitud -- que tampoco la consideramos real y verdadera -- le pidió al engreído que se abstenga de realizar su sabatina. Pero el resentido social que nos gobierna no podía perderse la última oportunidad de violar la ley y tratar de resaltar las pocas cualidades de su protegido en contra del hoy legítimo triunfador de la contienda. Su intención fue, claramente, restarle capacidad legal y competencia al CNE. Demostrar que el silencio electoral que manda la ley es para otros, no para quien se cree emperador del país. Alguien tiene que hacerle entender que con su arrebato de prepotencia terminó de undir a Barrera. Los ciudadanos de pensamiento libre que -- quizás – estaban indecisos, volcaron su voto por Mauricio Rodas para demostrarle al insultador que no aprueban su actitud.

El triunfo de Jaime Nebot en Guayaquil tiene matices diferentes. Correa utilizó a una jóven atractiva para medir fuerzas y le destruyó el futuro político obligándola a seguir su estilo insultador y mentiroso. Mientras que Nebot se concentró en competir con su record de obras que han embellecido al puerto principal. Conocemos a muchos guayaquileños que, en el pasado, votaron por Rafael Correa y actualmente, arrepentidos, reconocieron en Nebot al ciudadano honesto, trabajador y lleno de iniciativas que anhela lo mejor para su ciudad.

Resultados preliminaries se pronuncian por un triunfo anti AP en las alcaldías de Cuenca y Machala; lo que significa que, junto a Guayaquil y Quito, 4 de las ciudades mas populosas del Ecuador estan en manos del voto digno, gracias a la ciudadanía que está despertando y perdiendo el miedo.….Definitivamente el título de este comentario se justifica …. “El Principio del Fin…. Se Aproxima”.

Click to share thisClick to share this