0
enero 14, 2014 Publicado por Edgar Jara en la sección Editoriales

Ecuador, ¿País exportador de aviones?

Ecuador empezará a “exportar aviones de gran calidad y hasta no tripulados” como una comprobación que ya está entre los felinos asiáticos. Los principales compradores de Ecuador serán los países latinoamericanos. Vaya noticia, todo hace pensar que vivimos una nueva era, pero también esto se parece a aquellas inauguraciones antes de hora que suele hacer el ilustre alcalde capitalino Augusto Barrera (Como el parque Bicentenario o las estaciones del Metro).

En el último Enlace sabatino, el presidente ecuatoriano al explicar que la semana pasada visitó la unidad de la FAE en Ambato, donde se desarrollaron los prototipos (algo que desde luego deberían ver los otros candidatos presidenciales). Correa recordó que al principio de su Gobierno, en 2007, tuvo que comprar seis aviones no tripulados a Israel para fortalecer la vigilancia aérea en el país, por un costo de 20 millones de dólares, “hoy podemos fabricar seis aviones por el mismo precio de un avión israelita”, dijo y esto hizo poner orgullosos a un gran porcentaje de compatriotas, especialmente a sus seguidores, quienes creen al pie juntillas sus versiones, lo cual no está mal cuando se trata de ser leales a un mejor proyecto de patria o a un Mandatario, aunque también es criticable y aún repudiable cuando se trata de un tema derivado de la mitomanía, un pequeño defecto que no reconocen en Correa los fanáticos, aquellos que están insuflados de correísmo y no admitirían que el Presidente ha encontrado un terreno abonado para hablar de sus múltiples realizaciones en los Enlaces ciudadanos, donde le es fácil hacer propaganda e informar, dos cosas que con la Revolución Ciudadana tienen débiles límites.

Este es un tema del que vamos a tener que esperar para hablar de resultados; la fabricación de un avión prototipo amerita el “ver para creer”. Los que hemos decidido no subirnos a la camioneta de este régimen hacemos fuerza por dar crédito a este salto industrial de la transportación en Ecuador y no terminamos de creer, dudamos, al igual que dudamos que Pegaso haya sido una obra enteramente nacional, de allí que al colapsar nuestro primer satélite admitimos solo allí que en verdad hubo en alto porcentaje manufactura e iniciativas ecuatorianas.

Señor Presidente, debiéramos creer en todo lo que usted nos anuncia, debiéramos estar felices por sumarnos al club pequeño todavía de fabricantes de aviones, por habernos propiciado el estado de felicidad con la que aparecen esos dichosos seguidores que nos hacen notar que el Presidente “es un hombre que sabe lo que dice...”.

“Tienen razón”, es lo que se debería contestar, pero no lo hacemos porque el proyecto de la FAE ha sido explicado más que con rigor técnico, a través de algún miembro de la Fuerza Aérea, lo hizo con exaltación política, una de las especialidades de nuestro Mandatario. Admito que mucho tiene que ver con estas dudas e incredulidad una pequeña serie de mentiras presidenciales que nos han dejado en constante sospecha de que el Mashi es capaz de maquillar la verdad con una teatralidad propia del que cree tener la verdad o imponer una soberana mentira con la misma solvencia y las mismas ganas de derrochar incontinencia verbal que tiene cotidianamente.

Hay que establecer que el 2015 ha sido anunciado como el año de exportación de aviones. No somos nadie para dudar gratuitamente de la autoridad importante del país. Con todas las reservas del caso, sabremos aguardar, para preguntar en su momento al Mandatario si se están cumpliendo sus expectativas de exportador de aviones en ciernes. O todo fue un globo de ensayo para que terminemos de enamorarnos de la Revolución Ciudadana. Por mi parte, paso... Nos dicen que “Gavilán”, el nombre del primer sistema de avión no tripulado construido en el país, tiene la capacidad de transmitir en tiempo real vídeo y fotografía, además de contar con un “rastreador automático” y una cámara de “zoom óptico”.

Creemos que hay una realidad: en el Ecuador se han empleado a especialistas en ensamblaje de aviones, la alta tecnología que demanda la construcción de un aeronave impide que seamos ciegos a la verdad del ensamblaje. La construcción es otra cosa. Ni siquiera China, con todo su potencial económico e inventiva, es un exportador tradicional de aviones. Ecuador tiene que pasar por un proceso, tiene mucho que experimentar y mostrarnos los resultados. Allí se bajará el telón de las dudas, que hoy están vigentes pese a las recomendaciones de un tipo tan influyente como el Mashi.

Click to share thisClick to share this