0
agosto 7, 2012 Publicado por Edgar Jara en la sección Editoriales

Con el alma del Coyote

Tras una comprobación inquietante de que las organizaciones políticas, en general, están contaminadas con adhesiones falsas y cuando hay la sospecha de que hubo una jugada maquiavélica para poner a los movimientos y partidos en peligro y a una función del Estado, la electoral, en evidente vulnerabilidad, habló el primer juez de la República que considera puede sentenciar en todo lado y dijo que “cree que los partidos con firmas falsas deben ser borrados”.

Bueno, cuando Correa cree algo, generalmente los subordinados de los otros poderes se apresuran a cumplir el mínimo de sus deseos. ¿No recuerdan cómo ordenó a Juan Paredes que tenga la sentencia para el viernes y el juez más obediente de la República tuvo su veredicto para el jueves?

Cuando sugirió Correa que la Asamblea ventile el caso de la mordaza electoral, ¿no fue la Corte Constitucional con Patricio Pazmiño a la cabeza los que allanaron el camino para que se aplique las elecciones al estilo revolucionario, es decir con información libre del que sabemos y las manos atadas de sus adversarios?

Las autoridades electorales tienen el deber de proceder en forma autónoma. Pero, tratándose de Correa, el que tiene todas las funciones del Estado a su favor, basta que diga que quiere que le traigan la cabeza de un partido en el plato que ellos, los representantes de la función se lo traen.

Domingo Paredes, el presidente del CNE, no parece disponible a rectificar sobre las fallas exhibidas por el organismo que preside y más bien le vemos proclive a cumplir las recetas que a Correa se le sale de la mente, siendo que el gran yerro corresponde al propio CNE, puesto que no hay que olvidar que agrupaciones que ya calificaron fueron auditadas nuevamente y aparecieron las firmas falsas. Por algo dijo él, “tenemos al enemigo al interior del organismo”.

Lo extraño es que esta situación se repite en la mayoría de fuerzas políticas. Correa tiene, aparentemente, enfocado su resentimiento en Pachakutik, pero eso no es lo principal. Desearía que no participe en la contienda Guillermo Lasso, pues revisa con lupa las novedades que provienen de CREO. El diario digital “El Nuevo Empresario”, que tiene coincidencias de intereses con el gobernante, tiene una opinión sesgada y dice que los digitadores han recibido presiones de Guillermo Lasso, cuando es totalmente falso.

Uno de los representantes de CREO, Patricio Donoso, simplemente hizo un reclamo sobre el cambio de actitud de un digitador que se negó a aceptar la validación de una firma dada como correcta por el perito. En un caos como el que vive la función electoral por supuesto que cualquiera se indigna porque el perito diga una cosa y el digitador pretenda seguir buscando alguna falla en una rúbrica.

¿A qué viene todo este show de Correa? Sospechamos que él estaría muy feliz de que no participe un adversario serio, inteligente y lejano a las mañas políticas como Guillermo Lasso. Por eso es que hay que estar atentos a la “sugerencia” del Presidente para “que se borren de la lista aquellos partidos con firmas falsas”, a él no le importa si en ello caen sus socios menores como “Avanza”.

Por el momento, hay una inquina con Pachakutik. Esta tienda anuncia que no permitirá que se lo elimine del registro electoral por el caso de las firmas, según lo que manifestó el dirigente y Prefecto de Zamora, Salvador Quishpe.

Está indignado el dirigente indígena. "Que no pretendan desaparecer del registro electoral a Pachakutik, el movimiento político de nuestros milenarios pueblos y nacionalidades, que no se use el fraude para mutilar los derechos políticos construidos a pulso y sangre en más de 500 años de dolor", fue su comentario.

Ante la posibilidad de que la sugerencia del gobernante pase como orden al CNE, advirtió que si lo hacen "despertarán la ira volcánica del jaguar y de nuestros pueblos".

Correa que es de aquellos que se ensarzan en un tema, pide que se llame a confesión judicial a Lourdes Tibán, ya que ella había declarado respecto a que varias empresas le ofrecieron recoger firmas a cambio de dinero.

Durante la rueda de prensa que ofreció sobre el tema firmas, se mostró un video de las declaraciones de la asambleísta de Pachakutik, Lourdes Tibán, a varios medios de comunicación, en las que aseguraba que unas cuatro o cinco empresas le ofrecieron recoger firmas a cambio de 200 mil dólares.

Podríamos colegir que el Presidente quiere encontrar a un “culpable” que le facilite el camino a seguir posesionado en Carondelet. ¿Cuál es ese culpable? Lo desconocemos, pero dado que persigue que no haya amenaza a sus planes de reelección, está claro que anhela que estuviera involucrado con Tibán uno de esos postulantes fuertes a los que no quisiera verlos en la final. Lourdes Tibán es libre de elegir si va a declarar al respecto, pero cómo le alegraría a Correa saber que entre esas empresas que le hicieron la propuesta a la dirigente indígena se encontrara el candidato que le hace sombra y al que va a intentar primero sacarle de elecciones a través de la vergonzosa eliminación de firmas.

Si no puede lograr su descalificación, ya se verá a Correa al igual que el Coyote, aquel personaje que vive persiguiendo al Correcaminos, buscando un pretexto para perjudicar, desmoronar y minimizar a su temido rival.

Se valdrá de todos los recursos, de todas las funciones del Estado, de todos los enlaces sabatinos, todas las cadenas permitidas y extrapermitidas, televisión incautada, periódico y revista oficial para atacar y perseguir a quien le produce el temor electoral.

Por supuesto que al igual que ocurrió con El Universo tratará de meter la mano en los otros poderes, en las funciones que no le competen, porque el alma del Coyote es así, cree que su acción es inadvertida, pero su desesperación por ganar, su inmadurez emocional le harán muy visible. Es la ventaja que tiene el posible finalista al que va a enfrentar Correa, si es que su CNE no se apura en cerrarle la puerta de la competencia.

Pero esta actitud sería una cobardía: Correa prefiere evitar la competencia electoral y por eso presiona “para que se eliminen sin competir agrupaciones políticas”.

Ojalá fuerzas serias y organizadas como CREO hayan sacado copia y si es posible notariado las hojas que entregaron al CNE, porque no nos extraña que se adjunten formularios ajenos a los presentados, lógicamente llenos de fallas y susceptibles de causar la anulación de una fuerza política.

Vamos a estar atentos de la actitud del CNE. Sabemos que hay un personaje que va a estar presionando con todas las armas Acmé (las del Coyote) y algunas que le podrían procurar las otras funciones del Estado... Salvo que éstas sean independientes.

Click to share thisClick to share this